30 de agosto de 2015

Ayudas de Juego (para el DM): "El DM que también juega vs el DM que dice que no lo hace"


Hay momentos que me siento a pensar que si bien es cierto, ya he dirigido sesiones en más de 40 diferentes Juegos de Rol en muchos eventos, ferias y convenciones...y que me he perdido en incontables mundos creados de mi mente, en sus personajes, sus historias, sus antagonistas y sus propias historias ...de todos esos mas de 40 juegos, no soy realmente "un jugador mas", y es un precio que pago por ser Director de Juego.
No es que realmente no quiera, simplemente no se dan las ocasiones para ser jugador...Y lamentablemente cada evento al que participo, me presento como DM y no alcanzo a inscribirme en alguna mesa. A estas alturas ya se me hizo hábito y solo a veces me baja la nostalgia por jugar una mesa, más aún cuando es algún juego nuevo o que le haya puesto el ojo y esperaba probar.

Con relación a probar juegos nuevos, solamente me queda leer el manual, y ponerme en los zapatos de mis jugadores, ya sabiendo la mayoría de los gustos de cada uno de ellos, y me permite ver de que punto de vista puedo enfocar los módulos o la potencial campaña. Si es una mesa en la que tengo jugadores nuevos, entonces me enfoco en crear personajes pregenerados.
En esas instancias pareciese que yo también estoy jugando, cuando me pongo a crear personajes, ya que me pongo a pensar sobre la vida que tiene ese personaje, de donde viene, que es lo que busca en la vida y de que manera pretende intervenir en el mundo del juego.

Pero aún así, solamente participo como creador. No tengo las posibilidades de jugar. Y hay momentos que realmente me dan ganas de parar un poco como DM y ponerme a lanzar mas dados para mis propias TS y mis ataques y coordinar la acción con el resto de la mesa. Más aún con juegos de rol complejos...Anima Beyond Fantasy es un buen referente para esto, ya que tiene un grado de complejidad que me agrada jugar. Me gusta ser Hechicero, o Tecnicista, y que me cueste aprender nuevas cosas. En este ejemplo, agradezco que mi esposa sea una buena Directora de Juego en Anima y de otros Juegos de Rol. Y con esto, aún quedo con ganas de seguir jugando más y más.

Pues me pongo a pensar...¿que podríamos hacer en estos casos y como ayudaríamos a los DM's, nuestros DM's, por velar por sus posobles gustos de querer jugar una sesión?

Aquí les dejo mi lista de apoyo:

1.- Juega lo que te deje jugar: Hay varios juegos de rol que se enfocan en que todos los participantes dirijan una partida de rol. DO: Peregrinos del Templo Volador, Bakemono, Fiasco y otros (porfavor aporten en los Comentarios!!) En ellos se pueden rotar el papel del Director de Juego, o bien tienen un papel de narración mas amplio, donde los jugadores aportan en la creación de la sesión de manera muy activa.

2.- Intenta crear una cantidad de PnJ's de compañía o "entourage":  Es una locura, lo sé, pero cuando hice mi primera campaña de Anima Beyond Fantasy, a una jugadora le preparé un grupo de al menos 6 PnJ's que hacían el papel de protectores y de "reversal harem" para la personaje de la Jugadora, y a la otra Jugadora, le hice dos seguidores principalmente, pero con el mismo propósito, lo que logró que pudiese jugar en varias escenas (de combate o de interacción social *coffcoff*romance*coffcoff*) Puede que sea algo tedioso, pero si tu juego te lo permite, piensa a esos PnJ's como criaturas con atributos jugables y el resto pues pónele de tu cosecha! El punto se basa en que tengas la posibilidad de interactuar con los demás, y demostrar que tan buen actor eres a la altura de los jugadores.

3.- Crea un solo personaje para ir junto al resto: Esto puede ser complicado, y requiere que el DM esté conciente de que su personaje ES uno mas del grupo, por lo que no puede tener acceso a la información que si posee el DM (o al menos que el PJ no sea quien "diga" todos los detalles), ya que si empieza a parecer que sabe más por alguna razón, pasaría a ser un PnJ. Para esto, ya que como DM sabes que hay que realizar cierta tirada para poder salir de un apuro, que tu Personaje sugiera ayudarle a realizarla (hay juegos de rol que dan beneficios en la tirada para resolver dichas acciones) y como juegas con tu hoja a la vista, deja tu tirada o ayuda para el final, así queda más transparente.
Ojo, que la idea es aportar ese apoyo en una situación determinada que parezca que los demás miembros del grupo pero que no seas el que resuelva todo, sino que tu personaje sea aquél con más viveza para poder salir al paso de las dificultades.

Ojalá que les sirvan de ayuda estos consejos, y por supuesto, están invitados a aportar y opinar sobre sus experiencias.

Hasta pronto!