19 de agosto de 2015

Ayudas de Juego (para el DM): "Usando el Teatro de la Imaginación en la Era del App"


Es momento de respirar, queridos Amos del Calabozo, que he llegado con otra entrada de ayudas para aquellos que se han interesado en esta afición que es el dirigir y crear partidas de rol...

Luego de la ultima entrada de ayuda para los DM's, he recibido varios mensajes que me piden abordar distintos temas de interés, de acuerdo a mi experiencia, y comenzaré con uno que espero pueda crear conversación y debate: 

"El Teatro de la Imaginación...que es y cómo lo uso en estos días de tanta tecnología"

Hace unos años atrás, cuando comencé recien a sentarme tras la pantalla de D&D 3.0, que era de cartón muy delgado y de cuatro paneles, con mucha información repartida en varias tablas, algunas de ellas que probablemente no usaría nunca, y que solamente me dejaban en frente a dos pares de ojos (los de mi pareja, y futura esposa, y los de mi hermano menor) y que esperaban un "algo" que surgiese de la nada, de mis palabras...en mi caso, solo tenía las tablas de generador de dungeon del DMG, el mapa y algunos tokens de la Caja de Inicio de 3.0, y mi imaginación.

Entonces ocurrió...magia de verdad.
Era el Teatro de la Imaginación, y yo era guionista, y director de ese escenario...

Mis palabras empezaban a tomar forma dentro de las mentes de quienes empezaban a verse caminando en
las profundas catacumbas, húmedos pasillos, y peligrosos aposentos de criaturas, dragones y peores peligros, hasta poder encontrar los tesoros, rescatar a los unicornios atrapados, o bien combatir el maligno necromante. Cada palabra formaba una nueva columna, un detalle en las paredes, un aroma a humo o ácido o los sonidos de pasos que se acercaban lentamente por el pasillo. A cada oración dicha, nuestra pieza se ponía cada vez mas oscura, no producto del atardecer de ese día, sino que en nuestras mentes, viajábamos con los personajes, y escuchaban, olían y veían cada cosa que les decía.

Con el paso de los años, me ha tocado mejorar el repertorio, pero siempre me he tratado de ayudar usando no mas que algunas minis de papel o mapas impresos solo para que sepan los jugadores donde van mientras cuento la historia.
Sin embargo, también como DM empieza a usar, y abusar, de los nuevos recursos de hoy, que van de usar notebooks, tablets, o aplicaciones que pueden ser a la larga mas un estorbo que una ayuda.
No niego que sigo usando muchas ayudas de estos tiempos, más aún cuando tienes la suerte de tener algo tan versátil como un tablet o smartphone con pantalla lo suficientemente cómoda para leer o para dibujar algún mapa de última hora y mas de una vez me han sacado de algún apuro.
Ahora, que hacemos para evitar problemas? Pues aquí tienen una de mis famosas listas de apoyo, con los ejemplos en cursiva:

Antes de comenzar a jugar I: define que usarás tú para esta sesión en particular, o toda la campaña. Hay muchos recursos para ayudarte a llevar una partida, pero considera que un Notebook puede usar espacio útil en la mesa, más aún cuando solamente la usas de consulta casual.
Pensaba que andar con los manuales y accesorios en respaldo en mi notebook era mejor que andar con los kilos de libros y suplementos para una partida, sin embargo, preparando la sesión con antelación, evitó que anduviese con mucho papel en el bolso. Hoy uso solamente mi tablet, y el resto son los manuales necesarios para la partida (el "core" y si requiero alguna estadística de alguna criatura, trato de anotarla aparte, o uso una aplicación de "notas" para solamente poner los datos necesarios de dicho ser.
Usar el Notebook puede usar todo tu espacio útil de juego...
...por otro lado, usando algunas aplicaciones (como Roll20)
puedes hacer de tu mesa una aplicación
Antes de comenzar a jugar II: deja en claro que cosas se pueden o no usar en la mesa de juego y quienes podrán usarlo. Si tienes una mesa con seis jugadores, cada uno con su tablet con manuales, serán seis personas que podrán distraerse con otras cosas además de "lo útil" para la partida.
Si se me hizo alguna vez necesario, un integrante de la mesa era el encargado de hacer el mapa de donde realizaban la aventura, lo sentaba a mi izquierda (derecha reservada para los magos o jugadores nuevos) y mantenía un control indirecto de lo que anotaba (y le daba una ayudita si entendía mal algo que yo decía) El resto de los jugadores, solamente si tenían algún "app" de libro de conjuros (algunos muy buenos y gratis) podían tenerlo a la vista.



Durante la partida: además de tener en claro los puntos anteriores, puede ser útil que el tener un tablet te sirva para poner música, sin tener que usar un notebook para ello. Por otro lado, si deseas ir un paso más allá, puedes usar un smartphone en modo avión, y usarlo como grabadora para la sesión, y luego subirla como audio o podcast, lo cual lo he encontrado muy divertido, si tus partidas son programadas y de no más de 2 horas.
He usado un smartphone en desuso para grabar varias partidas, de varios juegos, para ver cosas como muletillas (palabras que uso demasiado) o quienes son los jugadores que más se repiten en acciones, y a quienes  debo reforzar su participación. Por otro lado, si no es para ningún uso rolero, la "regla de la casa" es que no se puede usar el teléfono y solamente en modo vibración para recibir llamadas. Puedo permitir sacar fotos de algunas cosas puntuales como tiradas muy locas (como lo fueron tres "20" naturales, consecutivas, de tres jugadores distintos) o escenas que vale la pena recordar.

Ahora, si tienen mejores ideas, que no impliquen usar un Pulso Electromagnetico...pues sean bienvenidos a comentar.

Un Saludo a Tod@s!