19 de noviembre de 2014

Desafío de los 30 días: dia 20 "Recuerdas el dia que las cosas se pusieron complicadas en una sesión?


Pues ha mi me pasó en una ocasión,  jugando el Playtesting de D&D, cuando un jugador impidió que otro realizara un hechizo ya que según el manual todavía no podia realizarse.
Al no hacerlo, no solo dejaba en evidencia que habia realizado acciones indebidas en esa sesión, sino que estaba matando al grupo, ya que si no hacía ese conjuro, caían en manos de la criatura que enfrentaban.

Al margen que el tuviese la razón, ya que se caracterizaba por aprender las reglas mas que yo, era porque los demas estaban pasándolo mejor ya que se divertían en general, mas que ver el detalle en el detalle. Yo estaba atento en todo el encuentro y sabia de la falta del conjurador, pero en el momento que salió a la luz en boca de alguien mas, los demás solo querian que se quedara callado. Y cuando las cosas empezaron a subir de tono intervine y raye la cancha, amenazando por cortar la misma sesion, si no se cortaba el mal animo.
En ese momento se calmaron las cosas, y pudo continuar el encuentro.
Hasta ahora no he pasado por lo mismo nuevamente, pero cuando pareciese que volviese a pasar algo asi, mejor exclamo que lo dejo pasar por ultima vez, sin tomar medidas.

Uf, que denso me puse!
Saludos!